En GRAFIA nos encanta apoyar a los emprendedores, y ¿cómo no? Si estamos en la misma bancada, reactivando juntos un sector comercial que estaba agonizando en el país y eso nos llena de orgullo.

Pero, para llegar a convertirnos en una empresa ha sido un camino duro. Hemos tenido que caer y levantarnos constantemente y sobre todo, aprender, especializarnos, innovar e invertir.

¿Existe realmente un grupo de claves para llegar a ser la empresa que deseamos ser… o en su defecto: la marca que deseamos ser?

Indiferentemente de si trabajamos productos promocionales o camisetas publicitarias en el caso de agencias publicitarias o marca para los nuevos emprendedores del sector moda del país, es esencial que para lograr constituirse como empresa estable tener una visión clara de hacia dónde vamos, o anhelamos llegar.

El poder de la visión reside en que muestra la meta, define una dirección y cohesiona voluntades, de manera que se estructuren para llegar adónde nos dirigimos.

Por supuesto no es lo único, hay otras áreas que acompañan: Administración, branding de marca, branding sensorial. Tener en cuenta estos factores inicialmente ayudan a construir la marca y a que sea más importante para el consumidor.

Sin embargo, hay un pequeño inconveniente con respecto a esto de la visión, y es que debemos partir trabajando de intangibles o supuestos de a dónde deberíamos de estar en cierta cantidad de años.

Es sin dudas motivante, pero debe ser lo más realista posible. La pregunta básica que tenemos que hacernos es ¿Qué tipo de negocio quiero tener?
También hay que realizar un trabajo de producto: buscar cuáles son las características tangibles y destacarlas (producto de calidad, excelente confección, producción a escala, variedad de colores). Costo beneficio.

A partir de ahí planteo la visión de mi empresa a futuro. Plan de negocios, plan de marketing, plan de comunicación.

Luego se necesita cierta renovación de la visión, idealmente cada 7 años, la idea es plantear una meta bien a futuro pero alcanzable.

Cómo se fija una visión?

Primero debe pensar en los productos o las prendas que desea desarrollar, y plantearse qué irá incorporando y cómo estará en los próximos 5 años.

Piense en las cosas positivas que podrá cosechar: la experiencia, el conocimiento en la práctica…

La visión debe conciliarse a plazo cortos, e irla haciendo más grande con el pasar del tiempo.

Por eso inicie con una idealización fija y fuerte que le inspire a cumplirla, sabiendo que simboliza el primer paso de sus sueños.

Recuerde que en GRAFIA puede solicitar nuestra asesoría en cualquier tema que necesite, contáctenos en info@grafiacr.com