Las camisetas nacieron como ropa interior y luego por su innegable comodidad se convirtieron en una prenda diaria, pero; ¿cuándo? – ¿cómo? Y ¿por qué? Comenzaron a estamparse.

Evidentemente por un sentimiento de identificación, distinción y originalidad, incluso hasta artístico generó que comenzaran a utilizarse las primeras camisetas personalizadas.tecnica

En los años 50 se empezó a utilizar aerógrafos para decorar las camisetas, pero fue hasta en 1959, cerrando la década, que apareció el plastisol: tinta resistente y elástica, utilizada para estampar camisetas bajo el proceso de la serigrafía.

Éste pequeño paso dio pie a todos los procesos actualmente existentes para estampar textiles, ya sean camisetas para marcas como hasta las simples camisetas para recuerdos de graduación.

Actualmente existen:

  1. Serigrafía: consiste en una transferencia de tinta hacia la camiseta, a través de una malla tensa sobre un marco, el paso de la tinta se bloquea sobre la parte de la prenda que no lleva imagen. Imprimiendo el resto sobre el textil, mediante tinta plastisol, agua, puf… etc
  2. Sublimación: también se transfiere el diseño en una prenda, pero ésta vez por medio del calor que libera la tinta que se ha impreso en un papel especial. Se plancha el papel sobre la prenda. Al planchar el papel las tintas se evaporan y penetran las fibras de la tela poliéster.

Solo se puede adherir en un 100% sobre tela blanca de poliéster, recordar que el sublimado no tiene base blanca.

Su ventaja es que es fácil de realizar y permite una impresión de calidad fotográfica.

  1. DTG: Direct to garment, impresión (directa sobre la prenda). Este tipo de impresión permite a la tinta adherirse al textil directamente, es como imprimir cualquier otro producto, la máquina impregna la tinta en la fibra.

En GRAFIA trabajamos estos tres tipos de impresión, combinados se logra trabajar todo tipo de productos, son la mayor calidad y el acabado más limpio, moderno y completo.

Conozca nuestros productos visítenos en www.grafiacr.com