Diferencias entre impresión serigráfica y bordado

Nuestro clientes suelen consultar sobre qué es mejor trabajar: ¿un bordado o impresión serigráfica?, y al final siempre terminan cotizando ambas opciones.

Esto es habitual con clientes que desean fabricar uniformes y en realidad ambos son buenas opciones, pero como todo acabado textil tienen sus diferencias.

El bordado suele quedar “encajonado” bajo el uso de camisas tipo polo con bordado textil o camisas de vestir con bordado textil, si bien las telas utilizadas tradicionalmente para trabajar estos uniformes son buenas para llevar el bordado, no son las únicas, ya que quedan muy bien para trabajar marca en bordado sobre gorras, camisas, camisetas, bolsos, etc.

En qué se diferencian

Es claro que entre una técnica y la otra existen una serie de diferencias que van más allá del acabado, y las cuales debemos comprender antes de enviar a producir un trabajo.

Aplicación:

El bordado con su acabado en hilo se aplica por medio de máquinas bordadoras industriales que permiten reproducir diseños en colores planos, este aspecto es de suma importancia, ya que es muy común que los clientes deseen reproducir en bordado diseños tridimensionales o con degradaciones de color, el bordado al realizarse con hilo solamente permite trabajar un color por sección del diseño.

Entonces si el trabajo a realizar resulta en una imagen con mucho detalle lo ideal es trabajarlo en serigrafía.

La serigrafía, como ya hemos visto en artículos anteriores, se aplica por medio del traspaso de tinta a través de un marco tensado con seda.

Permite la reproducción de casi cualquier diseño y el acabado puede cambiar con tan solo cambiar la tinta a utilizar.

Precio:

Si lo que nos interesa es el precio, se debe considerar el hecho de que el bordado resulta ser más caro que la impresión, el motivo es muy sencillo los insumos son un poco más elevados en precio comparados con los de la impresión serigráfica.

Pero, cuando se trata de tiempos de entrega el bordado es más rápido, permitiendo tener una producción incluso en el mismo día que ingresa, claro que d eso siempre dependerá cómo se encuentre las agendas de producción.

Durabilidad:

Ambas opciones son duraderas, pero el bordado es el que se lleva la corona en este aspecto, simplemente dura lo que la prenda dure, que habitualmente suelen ser años

Propósito:

El propósito también es importante, ya que el bordado funciona más para productos con fines empresariales, de marca, que involucre un contexto de representación y durabilidad.

En cambio si hablamos de camisetas promocionales la impresión en serigrafía es la opción correcta.

Limitaciones:

El bordado textil imposibilita la opción de trabajar diseños grandes, ya que su límite es de 21 cms de base, en la serigrafía se puede trabajar incluso dimensiones de hasta 60 x90cms.

Y cuando hablamos de camisetas personalizadas una rama de la impresión serigráfica (impresión digital en camisetas) como el DTG permite trabajar desde una prenda en adelante, al contrario del bordado textil que por cuestiones de operación y costos debe cumplir con un mínimo de producción (en el caso de GRAFIA son 12 unidades).

[rpf]
Contáctenos

En este momento no estamos en linea. Escribanos un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted, lo antes posible.

Preguntas, ayuda ó Comentarios? En GRAFIA nos encantaría ayudarte!

Click en Enter para entrar al Chat