En todos estos años en GRAFIA hemos escuchado un sinfín de veces que los clientes (algunos) desean sus impresiones en color blanco quede bien cubiertas.

Cuando se trabaja una impresión en efecto vintage con serigrafía se sobre entiende que el blanco va a quedar “transparentoso” porque es parte del acabado suave, sin embargo no debe quedar así cuando se trabaja serigrafía tradicional.

En GRAFIA nos gusta que las impresiones queden con un blanco intenso, ya que dependiendo del logo, este acabado se ve increíble.

Tanto en descarga como en plastisol ver un diseño bien blanco sobre una camiseta oscura es simplemente magistral.

Pero, ¿por qué a veces no queda así?

Les contaremos que en GRAFIA nos dimos a la tarea de cambiar nuestros insumos para mejorar las tintas en calidad. Todos nuestros insumos son los más completos cuando de impresión textil se habla.

Pero, si aun utilizando mejores productos sigue teniendo éste problema, pues bien le asesoraremos cómo puede evitarlo.

Uno de los problemas más frecuentes que reportan los serígrafos, es la falta de cobertura que logra la tinta blanca sobre fondos oscuros. Esto puede deberse, entre otros factores, a que la tinta no tiene la densidad apropiada, no se aplica en la cantidad adecuada, o simplemente no es del tipo correcto.

Las tintas blancas para serigrafía se fabrican con distintos grados de viscosidad, varios tonos de blancura y mejor resistencia en algodón o en telas sintéticas. Si emplea un plastisol con las propiedades equivocadas, no logrará un resultado de buena calidad.

Le sorprendería la cantidad de tonos de blanco que existe para tintas de impresión:

  1. Plastisol blanco multipropósito: Es el plastisol estándar, o de impresión general, que puede usar como base para mezclar y aclarar otros colores, o para fondear imágenes. Tiene una opacidad razonable, incluso sobre prendas obscuras, por lo que puede utilizarse para la impresión directa. Es una tinta básica que debe estar presente en cualquier taller de impresión.
  2. Plastisol con blanqueador óptico: Este plastisol tiene una tonalidad ligeramente azulada, lo que da la apariencia de ser un blanco más brillante y limpio. Las impresiones hechas con este tipo de tinta brillan al exponerse a la luz de neón.
  3. Plastisol blanco atlético o athletic White: Es una tinta blanca resistente al sangrado; posee alto brillo y buena elasticidad, lo que la hace ideal para prendas deportivas de tela sintética.
  4. Plastisol blanco de baja migración (low-bleed): Esta tinta funciona sobre telas propensas a desteñirse, un problema conocido como migración del colorante.
  5. Plastisol blanco de secado rápido: El plastisol de secado rápido es excelente para utilizar como base. Permite imprimir una capa, pre-secar, y sobre imprimir el fondo blanco.
  6. Plastisol blanco puff: El blanco puff adopta un efecto inflado cuando se cura. El grado de elevación que alcanza la tinta depende del número de pasadas, el tiempo de horneado, la temperatura y la presión.

Escríbanos hoy con sus consultas a info@grafiacr.com