Bien, ya sabemos en cómo calcular nuestra talla perfecta de camisa, pero recordemos que nuestra camisa de trabajo más que satisfacer nuestras demandas de comodidad cumple el rol de representar a la empresa.

Cuando hablamos de camisas con un bordado textil que se utiliza para trabajar, tenemos que saber llevarla con respeto y cuidado (esto es un detalle muy importante para cualquier empresa).

¿Cómo podemos lograr conseguir ambas opciones?: ajuste perfecto para el empleado y prestancia para su uso.

En repetidas ocasiones les hemos brindado tips para aprender a escoger el uniforme para sus empleados, hoy le explicaremos a los empleados como llevar su camisa de trabajo con excelencia.

Pero claro, algunos detalles en corte dependerán de la persona encargada de seleccionar los uniformes.

  • Talla

Cuando vaya a medirse su prenda o bien a seleccionar su talla, preste cuidado a que el tallaje sea el adecuado a tu fisonomía. Para saberlo debe abrochar el primer botón del cuello y asegurarse que pueda introducir media uña de tu dedo índice.

Otro aspecto importante son los costados, una camisa muy ancha u holgada nse verá muy mal y a lo largo del día producirá ese efecto descamisado, algo que debemos evitar por completo.

Una buena opción sería solicitar los uniformes en telas strech o corte Slim fit.

  • El largo

Cuidar que la camisa no sea ni muy larga o muy corta, lo primero producirá que tengamos que meter dentro del pantalón demasiada tela, con lo que el efecto no es el deseado y lo segundo que parezcamos que la camisa nos queda de top. Lo mismo se aplica para las mangas.

Para ello, una prenda a la medida es la mejor opción, pero si no existiera la posibilidad podemos optar por una prenda talla más grande y arreglarla con un sastre o costurera.

Recuerde que la seguridad de sus empleados se verá reflejado ante el consumidor y en el ambiente de trabajo.

Si desea trabajar uniformes, camisas tipo polo o camisetas promocionales, publicitarias, camisas personalizadas… escribanos a info@grafiacr.com